¿Qué hay de malo?

Ya no veo trabajadores,
no veo parejas, amigos ni gente,
ahora veo interacciones.
Nada importa.
No hay poses, no hay ropa.
Sobre granito, bajo este gris,
en este metro,
en aquel parque.
Este señor demacrado,
ese joven risueño.
En lo que llamas oficina,
en esa esquina.
Todos nos miramos y nos vamos acercando,
e intimando.
¿Qué hay de malo?
Yo siempre me lo imagino,
todos interaccionando.
Este vagón va gimiendo,
entre túneles oscuros,
sobre vías que sujetan tantos cuerpos disfrutando.
La calle sigue teniendo,
este aroma,
de cuerpos entrelazados,
dos, tres y cuatro; nos juntamos.
Y, ¿qué hay de malo?
Te he encontrado,
sígueme mirando,
sigue interaccionando.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s